Global Home Global Home
MÉXICO
CIENCIAS INNOVADORAS, TECNOLOGIAS DE VANGUARDIA

Vendajes y apósitos
Las vendas y los apósitos cumplen tres funciones:

  1. Protegen contra infecciones.
  2. Reducen la pérdida del calor.
  3. Proporcionan comodidad.

Desde el punto de vista funcional, las vendas se aplican para absorber el drenaje y aislar la herida del medio ambiente. En ocasiones, los profesionales médicos utilizan agentes antibacterianos (como productos basados en Microdacyn60(antes Microcyn60), por ejemplo, Dermacyn Wound Care) antes de aplicar un vendaje para evitar la contaminación y la infección por bacterias.

Los vendajes pueden ser de diferentes formas (desde gasa de algodón a vendas sintéticas), según la naturaleza de la quemadura. Se vendan las articulaciones para facilitar la amplitud de movimiento, y las extremidades, como los brazos, las piernas, los dedos de las manos y de los pies, también se vendan con frecuencia por separado para aislar lesiones específicas. La frecuencia del cambio del vendaje puede variar de dos veces por día a una vez por semana. Estos cambios de rutina permiten que los profesionales médicos revisen la herida en busca de infección y supervisen el proceso de cicatrización.

Injertos de piel

El tratamiento de quemaduras graves en general requiere injertos de piel. En un injerto de piel, se toma piel de zonas del cuerpo no quemadas, denominadas sitios donantes, y se injerta esa piel en la herida. La piel injertada se adhiere al tejido subyacente y cierra eficazmente la herida.

Injertos de pielEl injerto "prende" cuando se forman vasos sanguíneos y tejido nuevos en la zona de la lesión. En ocasiones, los injertos de piel no resultan debido a complicaciones como una infección (la causa más frecuente de fracaso del injerto) o cizallamiento (presión ocasionada por un injerto para separarse de la piel). Si bien el injerto es un tratamiento comprobado y eficaz, es importante comprender que todos los injertos dejan algún tipo de cicatriz en los sitios donantes y receptores.

Al utilizar la propia piel de un paciente para cubrir una quemadura, se descarta el riesgo de rechazo del tejido. No obstante, los injertos de piel constituyen con frecuencia un desafío para los pacientes con quemaduras graves que comprometen áreas grandes del cuerpo. En estas situaciones, es posible que no haya suficiente piel en el sitio donante para cubrir de inmediato todas las heridas del paciente.

Los colgajos de piel son un tipo de injerto de piel complejo que une la piel donante y el tejido subyacente a través de la conexión quirúrgica del riego sanguíneo de la zona de la quemadura a la piel injertada. Los colgajos de piel y otros métodos de reemplazo cutáneo pueden utilizarse cuando los injertos de piel estándar no pueden realizarse o cuando se prefieren los métodos alternativos.

Recuperación de quemaduras

El tiempo de cicatrización de las quemaduras depende de la gravedad. Las quemaduras más superficiales cicatrizan en unas dos semanas y por lo general no dejan marcas.

Las quemaduras más profundas toman más tiempo en cicatrizar y en ocasiones requieren injertos de piel. Un injerto es una técnica de cirugía plástica que utiliza la piel de una parte no afectada del cuerpo para reparar una zona lesionada que no podrá cicatrizarse sola. Las quemaduras de tercer grado tienden a dejar una cicatriz que puede ser difícil de tratar. El tratamiento especializado brindado por cirujanos plásticos en estos casos tiene como objetivo reducir estas cicatrices al mínimo.

Quizá sean necesarios otros tipos de tratamiento o asistencia como parte de la rehabilitación después de las quemaduras. La fisioterapia puede ayudar a restaurar el movimiento en las áreas quemadas, especialmente en las manos. En algunos departamentos de dermatología, encontrará voluntarios a quienes puede pedir asesoramiento sobre cómo aplicar productos especiales para disimular cicatrices. Los tratamientos psicológicos como el asesoramiento pueden ayudar a las víctimas de quemaduras a enfrentar el hecho de haber estado en un accidente o a personas con cambios importantes en su aspecto física.

Prevención contra incendios

Para la mayoría de las personas, la amenaza más importante de lesión o muerte ocasionada por un incendio yace en el hogar. Las causas más comunes de un incendio son:

  • incendios relacionados con el cigarrillo (por ejemplo, boquillas del cigarrillo o fósforos);
  • incendios relacionados con las comidas (por ejemplo, incendios por grasa, derrames de agua hirviendo);
  • calentadores y estufas eléctricas.

Puede prevenir incendios siguiendo una simple rutina a la hora de acostarse.

  • Asegúrese de que todos los cigarrillos estén apagados. No fume en la cama.
  • Apague todos los electrodomésticos que no necesite tener encendidos.
  • Apague los calentadores portátiles.
  • Asegúrese de que las llamas encendidas tengan un dispositivo adecuado para cortar el fuego y sea seguro dejarlas así.
  • Cierre todas las puertas para evitar la propagación del fuego.

Alarma contra incendios

Instalar alarmas de humo en lugares estratégicos y garantizar que tengan la batería recargada puede salvar vidas en caso de que estas medidas de seguridad fracasen.

NOTA: Los productos/las indicaciones para el control de heridas no están aprobados por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de los EE.UU.

< Página anterior 1 | 2 | 3